FALTAN SOLAMENTE

PARA LA VI EDICION LOS 14 DOSMILES


Nuestros
Patrocinadores



























COMO ORIENTARNOS EN LA SIERRA

  • A plena luz del día podemos orientarnos bien por el sol. Para ello hay que saber que aparece por el Este y se oculta por el Oeste.
  • De noche recurriremos a la estrella Polar.
  • En los árboles aislados el musgo aparece en la parte expuesta al Norte, mientras que en la parte expuesta al Sur es menos abundante (lo mismo sucede en las rocas y muros de piedra).
  • La puerta de los hormigueros y las cuevas de los grillos, así como de otros animales suelen generalmente mirar al Sur, ya que reciben directamente los rayos solares y están protegidos contra las lluvias.
  • En las iglesias antiguas si nos situamos en la puerta y miramos hacia el altar estaremos en dirección Este.
  • La nieve en las laderas de las montañas desaparece primero en la parte expuesta al Sur.

¿Cómo orientarse sin la brujula?

Hemos de tener en cuenta que la orientación por métodos naturales es sumamente imprecisa. En la mayoría de los casos, sirve únicamente para casos específicos, no tiene una práctica utilidad. Por ejemplo, siempre suele decirse que el sol sale por el Este y se pone por el Oeste. Pues esto no es siempre así ya que esto solo ocurre dos días al año, en los equinoccios de primavera y otoño (21 Marzo- 23 de Septiembre). El resto de los días, a partir del equinoccio de primavera, se va desviando y según se acerca al solsticio de verano (22 de junio) sale por el Nordeste y se pone por el Noroeste volviendo a “desviarse” hasta su posición normal en el equinoccio de otoño . Este proceso se repite con el desvío hacia el Sudeste a partir de esta fecha. En cambio la orientación al medio día (punto de máxima verticalidad) es siempre hacia el sur con lo que poniéndose de espaldas al Sol nuestra sombra indica el Norte. Claro, en verano, puede ser problemática su localización y además debemos tener en cuenta que la hora oficial de nuestros relojes no suele estar ajustada con la solar.

LA LUNA. Cuando se encuentra en su fase creciente, con forma de “D”, los cuernos apuntan al este, mientras que el período menguante, con forma de “C”, estos apuntan al oeste.

ORIENTADONOS CON LAS ESTRELLAS.

Orientación por las estrellas en el hemisferio boreal (por ejemplo en España) :

Mirando hacia el norte y a unos 45 grados del horizonte podemos ver las constelaciones de la Osa Mayor y de la Osa Menor. Las dos tienen las estrellas más importantes colocadas de la misma forma: cuatro de ellas forman los ángulos de un cuadrilátero que se llama el Carro, otras tres forman el timón del Carro. La Estrella Polar está en la extremidad del timón de la Osa Menor y en la dirección Norte.

CON EL RELOJ. En el emisferio Norte: Fijar la hora solar y apuntar con la manecilla pequeña hacia el Sol. La bisectriz del ángulo que forman la manecilla pequeña y las doce del reloj sitúa el sur.

Para ello debemos de conocer la hora solar que en España y los paises de su franja horaria es de 2 horas menos en verano y una en invierno.

El mapa

Un mapa es una reproducción plana y a escala reducida de una zona de terreno.

Escalas:
La escala del mapa indica la relación de reducción entre la realidad del terreno y su representación plana:

Escala= distancia medida en el mapa / distancia real del terreno

1:25.000 = 1 cm en el mapa / 25.000 cm en el terreno = 1 cm en el mapa / 250 metros en el terreno

Así los mapas con escala reducida (los que abarcan una gran cantidad de terreno) no son aconsejables para una excursión a pie. Es el caso de los mapas de carreteras y provinciales de 1:500.000, 1:200.000, 1:100.000.
En cambio los de gran escala ofrecen más detalles, es el caso de los de escala 1:50.000 que muestra los accidentes principales del relieve y la mayoría de senderos señalizados, siendo apropiados para excursiones a pie o en bicicleta. Los de escala 1:25.000 son más apropiados para montaña y terreno accidentado al mostrar cotas de altura secundarias, inclinaciones precisas y senderos secundarios. Existen incluso mapas a mayor escala aún dedicados a zonas montañosas, sierras o cadenas montañosas específicas publicadas por algunas editoriales.
Por esto a la hora de escoger o adquirir un mapa es necesario hacerlo según la actividad que vayamos a realizar.

Interpretación de los mapas:
Debido a la dificultad de representar una realidad en tres dimensiones en una superficie de dos se ha recurrido a diversos métodos geométricos y gráficos.
Como la tierra es una esfera hay que representar una parte de ella en un plano con la menor deformación posible, así surgen las diversas proyecciones existentes que debido a la variedad existente, de momento obviaré.

A la hora de estudiar una plano parece como si observáramos la zona desde un helicóptero o un globo suspendidos a gran altura, y no muy lejos de la realidad ya que la mayoría de los mapas se realizan a partir de una fotografía aérea, consiguiéndose así la mayor exactitud, y después con la adaptación gráfica, mejor interpretación.
Con algo de práctica resulta fácil interpretar el mapa e imaginar los relieves nada más desplegar el mapa.
Las leyendas interpretativas que acompañan a los mapas aunque suelen variar algo son de gran ayuda.

El relieve:
Se representa mediante cuatro elementos principales.
- Las curvas de nivel ; son líneas imaginarias que unen diferentes puntos de la superficie a la misma altura. Las más gruesas se denominan curvas maestras y suelen cortarse en algún punto indicando la altura en números como guía, las demás líneas constituyen las curvas intercaladas.
La equidistancia consiste en la diferencia de altitud entre dos curvas contiguas, por ejemplo en un mapa a escala 1:50.000 es de 20 metros y en uno de 1:25.000 es de 10 m.
- Las cotas ; se representan mediante un punto de negro que indica la altura de un punto sobresaliente o importante.
- El sombreado ; se realiza mediante una hipotética iluminación que incidiría unos 45º desde el noroeste y que es más intenso cuanto más inclinada es la pendiente.
- Los dibujos ; utilizados para representar pendientes superiores a los 60º como paredes y barreras rocosas.

Para idear correctamente el sentido de las pendientes se determina por:
- Por los cursos de agua , como arroyos, vaguadas y ríos, con el dibujo correspondiente.
- Los colores o las tintas hipsométricas , en el que las mayores alturas vienen indicadas por el color blanco (nieves perpetuas y glaciares), hasta las zonas más bajas como valles y costas indicadas en verde claro, pasando por alturas intermedias representadas por diferentes tonalidades de marrón, ocre y verde.
- Por las alturas que indican las cotas .
- El sentido de los números de las curvas de nivel , en el que la parte superior de las cifras indican el alto de la pendiente.

Las inclinaciones de las pendientes pueden venir indicadas en grados o en porcentaje. Los grados son más utilizados señalando estos el ángulo que dibuja el terreno respecto a la horizontal. Los porcentajes son más usados para señalizar carreteras, indicando la relación entre el desnivel y la distancia horizontal.

 

 

 

 

 

También estamos en

También estamos en


Busca nuestras rutas


Nuestros amigos