FALTAN SOLAMENTE

PARA LA VI EDICION LOS 14 DOSMILES


Nuestros
Patrocinadores



























LAS 12 NORMAS BÁSICAS DE SEGURIDAD EN LA MONTAÑA

  1. Siempre deja dicho dónde vas (a tu familia, amigos, etc.). Sal con compañeros experimentados. Nunca salgas solo.
  2. Planifica previamente el intinerario a realizar consultando mapas y guías.
  3. Consulta las previsiones meteorológicas antes de la salida. Los cambios bruscos de tiempo son frecuentes en la montaña y lo fácil se vuelve difícil.
  4. El material y el equipo deberá ser el adecuado para la ruta concreta.
  5. Guarda fuerzas para el regreso, recuerda que la excursión acaba en el valle.
  6. Nunca tengas prisa en la montaña. No sobrepases tus límites. Si es preciso, hay que saber renunciar a tiempo. La montaña siempre estará ahí y podremos volver en otro momento.
  7. Lleva siempre comida y bebida suficientes. Hidrátate con frecuencia.
  8. Lleva siempre un botiquín con lo fundamental para primeros auxilios.
  9. Pásatelo bien, pero sé siempre prudente. Vela por tu seguridad y la de tus compañeros. Sé solidario.
  10. Durante la semana cuida tu preparación física.
  11. Contratar un seguro. Las consecuencias de un accidente pueden ser caras e imprevisibles.
  12. Llevar siempre teléfono móvil con batería suficiente, u otro dispositivo de SOS.

EN CASO DE ACCIDENTE

  • Mantén la serenidad, asegura al herido y practica los primeros auxilios.
  • Si es necesario avisar a los servicios de emergencia. Teléfono de emergencias: 112.
  • No dejar solo a la persona herida, salvo que sea absolutamente necesario para dar aviso. En ese caso, abrígalo y déjale comida y líquido suficiente.
  • Señala el lugar para localizarlo después.
  • Informa a los Grupos de Socorro sobre:

1º- Descripción del accidente, número de heridos, lesiones y gravedad.
2º- Cuándo y dónde ha ocurrido. GPS o referencia del lugar.
3º- Condiciones metereológicas.
4º- Lugar desde donde se da el aviso.
5º- Nombre de los accidentados o desaparecidos, itinerario previsto, experiencia en montaña, material y vestuario que llevan, etc...

  • Una vez dado el aviso, permanecer perfectamente localizado para colaborar con el equipo de rescate.

PICADURAS DE VÍBORAS

PRECAUCIONES

  • No tumbarse en el suelo si previamente no se ha reconocido éste.
  • No urgar nunca con la mono bajo piedras, troncos podridos, huecos de paredes, etc.
  • No apoyar la mano en el suelo sin antes echar un vistazo

EN CASO DE PICADURA

  • Lavar bien
  • Hacer un torniquete por encima de la herida. Aflojarlo cada 40 o 50 minutos
  • Hacer el menor esfuerzo físico posible para retrasar la distribución del veneno por el torrente sanguíneo
  • Buscar inmediata asistencia médica pues esas picaduras son siempre graves.
  • Para saber si lo que nos ha picado es una vibora o una culebra, saber que la mordedura de víbora deja dos colmillos marcados, mientras que la culebra deja cuatro, dos arriba y dos abajo.

EN CASO DE TORMENTA

  • Evitar destacarse sobre el paisaje circundante, como sucede si uno está de pie en la cumbre de una colina, en medio de un descampado.
  • Alejarse de vallas metálicas, alambres, tuberías, carriles y todo objeto de metal que pueda atraer los rayos y llevarlos a cierta distancia.
  • En campo raso, no guarecerse dentro de pequeños cobertizos aislados u otras estructuras semejantes.
  • En un bosque, buscar un terreno lo menos elevado posible y refugiarse allí bajo un grupo de árboles pequeños. En zonas más abiertas, búsquese una hondonada o un valle. Téngase en cuenta la posibilidad de repentinas crecidas o inundaciones.
  • Quien se encuentre verdaderamente lejos de todo asilo, en un llano o pradera, y nota que se le erizan los cabellos (señal de que un rayo está
  • a punto de caer) arrodillarse y doblar el cuerpo hacia adelante. No tenderse en el suelo a todo lo largo. Otra recomendación es ponerse a la pata coja ya que cientificamente la diferencia de potencial (que es lo que atrae a los rayos) disminuye, (cuantas menos partes de nuestro cuerpo tengamos tocando el suelo más posibilidades tendremos de evitar el rayo).
  • Las personas alcanzadas por un rayo reciben una fuerte sacudida eléctrica y sufren a veces graves quemaduras, pero no quedan cargadas de electricidad y se las puede tocar sin peligro. Tomando prontas medidas, es posible reanimar incluso a alguien alcanzado por un rayo.

INCENDIOS FORESTALES

  • Atentos a nubes negras que permanezcan fijas en una zona y parezcan ondular hacia arriba, al contrario de las auténticas nubes de lluvia o tormenta.
  • Cuando se camina a favor del viento, a menudo se huele el humo antes de verlo. En tal caso determínese la dirección del fuego para huir de él.
  • Yendo a pie, no tratar de correr más de prisa que el fuego si éste se encuentra ya muy cerca. Dirigirse al rio o riachuelo más próximo aunque haya que cruzarlo de cara al incendio, metiéndose en seguida en el agua y alejándose de los sectores inflamables de la orilla. Cerciorarse de que todas las partes de la ropa y el cuerpo están bien húmedas. Las piedras de la orilla pueden llegar a quemar y el agua se pondrá también más caliente.
  • Evitar el pánico. Sólo un incendio de enormes proporciones podría calentar el agua más allá de lo soportable, y ello tratándose de aguas muy poco profundas y relativamente estancadas.
  • Respirar a través de una tela mojada (pañuelo, camiseta, etc.) para defenderse del humo.
  • Permanecer quieto y, dentro de lo posible, respirar con normalidad, ya que el fuego absorberá parte del oxígeno ambiente.
  • En la imposibilidad de alcanzar una corriente de agua (o un terreno bajo y pantanoso), a uno le vendrá tal vez la idea, según lo profundo e intenso del incendio, de improvisarse sobre el terreno mismo una «isla» o cortafuego. A decir verdad, esto puede resultar útil cuando el siniestro es de poca monta (arbustos, maleza...), pero de nada le servirá a quien esté rodeado de un gigantesco muro de fuego.
  • Se actúe como se actúe, no refugiarse en cuevas poco profundas. Si uno no muere sofocado por el humo, acabarán con él el calor y la falta de oxígeno.

 

 

 

 

 

También estamos en

También estamos en


Busca nuestras rutas


Nuestros amigos